viernes, 9 de octubre de 2009


No llamaría dolor a este tiempo, fue como una desintoxicación de su inmunda mentira…

El teclado retiró la orden de restricción al ver al asco partir... el problema es la falta de inspiración causada por la necrosis de un pasado, o el exeso de felicidad presente … porque si bien a veces nos desgarramos, nunca he dejado de creer.

Sentada con una copa de vino en una mesa de dos, esperando por la inspiración que confirmó la cita, pero viene tarde.

2 comentarios:

Alejo dijo...

Deambulando por primera vez entre blogs costarricenses (probablemente consecuencia de no hacer "nada" un viernes por 1 vez en mucho tiempo) me topo con este espacio. 1, de donde sacaste la genial frase de arriba del blog?! que mágnifico momento de creatividad debiste haber tenido !. 2, Siendo escéptico y curioso continuo "bajando" en la página para seguir leyendo y me doy cuenta que esa creatividad pareciera llegar cada vez que pones las manos en el teclado.
Lejos de cualquier acto de adulación a que pudiera asemejarse esto, solo quiero decir que si a las cosas hay que llamarlas por su nombre, entonces este espacio es genial.
Saludos de Alejo.

♦PªU♦ dijo...

Hola Alejo!! muchas gracias por tus palabras y por haberte tomado el tiempo de deambular un rato dentro de mi alma.