jueves, 25 de marzo de 2010

Tan perdidos

Tan perdido como quien busca respuestas en mí ombligo,
Tan perdida como hoja seca en alta mar, aunque el otoño se asolease en plena arena.

Tan aquí sin allá… con palabras cromadas y en aguja, con recuerdos plasmados en mi pecho, se deslizan dibujando líneas cartográficas para ubicar tu piel, y hallar los besos que se ocultan tras tu garganta.

Con mis rodillas derrumbadas cerrando el paso del viajante que va a la costa, y el tiempo haciendo sístole y diástole en su tic tac como mecanismo de distanasia.

En la comisura de mi risa rota se desliza una gota triste y otra con tu mueca de cine mudo que tragó mi pupila, para que el viento no me la arrebatase nunca.

Tan perdidos nuestros pasos en medio abrazo, sin entender que mientras nos sujetamos, no hace falta caminar.

5 comentarios:

La paciente nº 24 dijo...

Huir es un buen oficio. Qué vocación esa…Y tan allí sin orilla.

¿El tiempo un corazón? Bah, entonces no podemos pararlo, no sería bueno para la vida, pues qué mierda ¿no? sólo seguir.

Alejo dijo...

La torpeza de no saber llegar a ningún lado mientras se le roba calor a los abrazos, es una insolencia el masoquismo de querer volar sin alas!!
un beso en cada mejilla.

P.D Y que hago yo si siempre metés frases como las últimas?! jajaja

♦PªU♦ dijo...

Tal vez sea mejor no parar el tiempo, pero sí muchas veces se ha quedado en coma y el que muere es uno.
Un beso, gracias por pasar :D

Alejo!
A ver... tal vez y una de esas te sirva para el taller (ex-gramos) :D ajajja... O así no funciona? :S
Un abrazo de oso!!

Pez Susurro dijo...

es exquisito...

♦PªU♦ dijo...

Hola!!
Que bueno que pasaras por acá!!
Saludos