martes, 16 de marzo de 2010

Receta para olvidarte


2 tazas de recuerdos no arruinados,
½ de recuerdos amargos,
Una pisca de pasión.
2 cucharaditas de lealtad (cuidado con las imitaciones)
Sobros de memorias de pasado.
Una bolsita de lágrimas en polvo

Picar con un cuchillo bien filoso los recuerdos no arruinados, colocar en el procesador la lealtad (no queremos que queden grumos). Metemos a la licuadora los sobros de memorias y la pisca de pasión, una vez que se haga una sola masa le unimos los recuerdos amargos, y el picadillo de los no arruinados, y por último la lealtad procesada. Lo colocamos en la garganta y lo metemos al horno en la temperatura más alta. Lo dejamos reposar en el tiempo, luego lo espolvoreamos con las lagrimas en polvo y lo metemos en el congelador para siempre.

Bon Appetit!!

2 comentarios:

Alejo dijo...

Sin tequila? Que buena imaginación. Para días de perros como hoy, este post de cierta manera me alegro por la creatividad (nada raro eh?!),
Un beso de esos que se dan con una sonrisa, es mi forma de decir gracias.

♦PªU♦ dijo...

El tequila!!! que detallazo, como se me pudo olvidar ajajajjaja.

Te mando un abrazo de gol (has visto como se abrazan después del gol!)para levantar esos ánimos.

:D