sábado, 8 de septiembre de 2012

Cap.8 de una historia no escrita

Cap8:Principe Gris

Se lograba respira el desolado amargo del carmín.

En esa habitación a medio iluminar, entre el sol que penetra la resaca y la obscuridad del recuerdo mediocre, que quedaba plasmado en imágenes rasgadas por el deseo de no recordar.

Pero por dentro, él deseaba que ella no se levantase nunca de esa cama, sabiendo que llegó a ella por la hipnosis ocasionada por esas piernas cruzadas que no terminaban nunca , sus labios rojos, sosteniendo con un delicado tacto el filo de una copa, la cual entonaba con sus zapatos y esos ojos que quitaban cualquier culpa.

Pero su aroma no derretía el oro que ahorcaba su dedo, esa mañana sin pulso.

Pero ella se levantó, sin saber que a su lado yacía la necrosis de una vida atrapada en una mala decisión, se colocó nuevamente su vestido, que caía como hoja en otoño sobre su espalda... lo besó, un beso con puntos suspensivos, vistió sus tacones, y se marchó.

Cada vez que el tacón pegaba en la madera de ese cuarto de hotel, fabricaba un hueco en su conciencia, por donde se empezó a filtrar el descaro.

Ella dejó su teléfono al lado de un sueño dentro de su bolsillo, y él sabiendo que el sonido de sus tacones debía ser lo último que escuchara de ella, se vistió de vida ajena y a sangre fría, desgarró dos corazones que cargaban con el error de creer en el azul.

9 comentarios:

Ladron de Arte dijo...

'y esos ojos que quitaban cualquier culpa.'

Me encantò, lo vas leyendo y te arrastra, te abraza y se vuelve a alejar. Hasta me pareciò que escuchè un tacòn.

Jorge Ampuero dijo...

Me suena casi surrealista el relato y narrado certeramente, por supuesto.

Saludos.

Zeltax dijo...

que fácil haces al describir con tanta maravilla y profundidad los pensamientos.
Felicidades

Doamna care plânge dijo...

fue muy lindo lo que escribiste un abrazo !!

sandocan en bicicleta dijo...

una historia no escrita que deberia escribrse!! excelente!
en serio.
gracias por tus comentarios en tu blog, siempre analizando el texto, me permite sentir tu compañia.

Te mando un saludo grande desde la lejania queria amiga.

♦PªU♦ dijo...

Hola! un abrazo a todos, gracias por pasar a saludar, y dejar los bellos comentarios.

Besos

PSYCOMORO dijo...

Preciosa intensidad, PªU; me seduce esa consciencia de los instantes vividos mientras se acaban de consumir. Besos admirados.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como siempre, estupendas las cosas que nos traes.

Saludos y un abrazo.

Luna Roi dijo...

Y ya más nada? Aunque, yo me quedé enredada en esas sábanas...

Lu.