viernes, 18 de junio de 2010

Introspección

Desearía que esa cerveza no hubiese acabado nunca, y seguir riendo entre la espuma y el hielo, con un latir apresurado del ¿qué vendrá? Con el sonrojo en mis ojos y el descaro entre muslos.

Otras noches hubiera deseado eliminar unos tragos de la factura... y de las venas. Así evitaba la caída libre hacia la resaca moral, esa mañana que ni el nombre recuerdas… de él.

Tequilas han sobrado, haciendo de noches inolvidables, mañanas que no las recuerdan. Y ni se diga de la cava que llevo entre los hemisferios cerebrales, muchas fiestas llevan su nombre, muchas otras el mío.

A veces extraño la libertad que produce la embriaguez, sin “migo” regañando. Ahora me obedezco y termino yendo a la cama “con-migo”, y despierto sabiendo mi nombre, pero entre las sábanas suspiran los extraños y las noches largas.

El arrancarle la camisa un miércoles a las 10 de la mañana pasa seguido por mi cabeza, pensamiento que se esfuma con el rojo de mis cachetes y la sonrisa provocada al ver tu piel, aunque sea entre pensamientos… y tu… tu con el miedo de decir hola.

Nos duelen de más las cosas, porque al final, los daños se curan con una sonrisa nueva, entre fantasías repentinas y mariposas despertando del coma, para caer de nuevo en manos de la mejor cerveza… o del trago de más.

13 comentarios:

DANI dijo...

Jodidas contradicciones, que un dia acabaran con nosotros ;)

Besos nocturnos

La sonrisa de Hiperión dijo...

yo me dejo arrancar la camisa cuando haga falta, aunque no sean las 10 de la mañana jajajaja

saludos y un abrazo.

♦PªU♦ dijo...

Hola Dani, tenemos que hacer un pacto con ellas porque sino en verdad, nos van a acabar! ajaaj

Jajaj te aviso el día que ande con ganas de arrancarlas, ok? ajajaja

Besos enormes!

sandocan en bicicleta dijo...

Las idas y las vueltas de una ocacion. de toda la vida.

Tengo que decirlo, la foto de la entrada anterior es de lo mas tierno que he visto hace ya un tiempo.

Un saludo desde la lejania.

♦PªU♦ dijo...

Hola!
Gracias por el comentario, aún la tengo pero por dentro, el tiempo me la arrebato por fuera! jajaja ;)

Nayuribe dijo...

hmmm esas resacas morales a veces son bastante tortuosas...
Prefiero esas aventuras en "sobriedad", con unos cuantos tragos menos en la cuenta, como ya dijiste...
un saludo

PD. Me gustó tu forma de escribir, contar historias entre metáforas...

♦PªU♦ dijo...

Hola Nayuribe,
Gracias por pasar por aca! y si, definitivamente mejor una cuenta sin tortuosidades jeje
Saludos :D

La paciente nº 24 dijo...

Pero PaU...¿para qué recordar su nombre si recuerdas el sabor de la cerveza? Tú hablando de la embriaguez y yo de resaca, ay, contándo los azulejos hasta llegar a uno para decirle "Te amo", si es que lo importante es la cantidad de alcohol en vena, hasta los polis nos paran por eso, ninguno nos para y pregunta¿está usted borracha de amor? eso sería la peor imprudencia, ¿imaginas la cuantía de las multas por amor? Una ruina...

La paciente nº 24 dijo...

He tildado contando por enfatizar...jaja

♦PªU♦ dijo...

jajjaja trabajaría sólo para pagar mis multas, que horror!!

Y lo de la tilde, si no me decis, no lo noto, tuve que leerlo como 3 veces más para darme cuenta, mi ortografía es "Word" jajaj

Besos!!!

eRi dijo...

un encanto leer este amiga, tqm

Juanjo dijo...

Jajaja. Pues a mí me ha gustado el subtítulo del blog. "No es que te quiera tanto...".

Excelente.

Gracias por tu visita.

♦PªU♦ dijo...

Hola amiga! :D Te adoro muak!!!

Hola Juanjo!
jajaja gracias! ;)

Besos y abrazos!!